MENU

fit for weddings

Blog

11 abril, 2018

Spring Weddings; las 7 razones para casarse en primavera

Ha llegado la primavera y el cuerpo lo nota. Las temperaturas suben (o deberían subir vaya) pero el aire del mar  y la montaña aun nos dan una tregua antes de la llegada del caluroso verano. ¿Qué mejor fecha para celebrar una boda? Para la mayoría de las personas la primavera es la época del año perfecta para organizar su gran día, y es que hay más ventajas de las que puedes creer. Este post es: Spring Weddings; las 7 razones para casarse en primavera:

1. Los días se alargan: después de varios meses donde las horas de luz escasean, llega el momento de cambiar las tornas. Desde el mes de abril hasta finales de junio, los días irán ganando intensidad. Esto te permitirá elegir el momento del día que desees, ¿una boda por la mañana? Nos encantan ¿Prefieres por la tarde? De lo más elegante..!

2. ¿Calor? Solo el justo y necesario: Si bien es cierto que el astro rey empieza a dominar el cielo durante esta época del año, lo hace de manera parcial. El viento logra estabilizar las subida de las temperaturas, logrando que el bochorno de la costa o el calor seco del interior no sea tan sofocante como el verano.

3.La estación de las flores: la primavera es sinónimo de color, vida y naturaleza. Todo se renueva y vuelve a surgir. Podrás elegir entre decenas de flores de todo tipo de formas, colores y olores. Literalmente la naturaleza te puede dar la bienvenida el día del si quiero.

Ramo novia: Nana London

4.¿Boda en interior o exterior? Ambas: La versatilidad de la primavera no tiene límites. El día de tu boda debes poder elegir el sitio adecuado para ti y tu pareja. Tanto los emplazamientos abiertos como cerrados son lugar más que viables para llevar a cabo la boda. Tal y como hemos dicho: la duración del día, el buen tiempo, los entornos alegres, el poco calor,… todos son pluses que te permitirán elegir entre miles de emplazamientos para celebrar unos de los momentos más bonitos de tu vida.

5.Fruta de temporada: Con la llegada del buen tiempo se marchan los cítricos como la naranja. Mas llegan directas del huerto al plato manjares como: las fresas, los fresones, las ciruelas, los nísperos, los albaricoques, las cerezas y los arándanos. Una gran variedad de platos pueden ser confeccionados con tal cantidad de frutas, y ya ni os contamos los postres ¿a quién le amarga un dulce?

Fuente:Praline Baker y Cafe

6.La odisea con los vestidos, ¿qué me pongo?: Lo tu que quieras. Tirantes, manga corta, palabra de honor, color oscuro o pastel, estampado o liso,… todo es viable durante la primavera. Tanto tus invitados como tú agradeceréis la versatilidad de la época de las flores.

7.Los complementos florales: En los últimos años las bodas han visto resurgir la moda de los tocados entre las invitadas más jóvenes. Pamelas, coronas, canotiers, casquetes,… el límite es la imaginación de la portadora. Durante la primavera, los más empleados son los tocados con temas florales, los cuales logran transformar los vestidos en outfits de lo más resueltos y coquetos sin cargarlos. Un pequeño toque logra marcar la diferencia.

Fuente:Masario

¿Y ellos?

En el caso de los caballeros, el color también les dará una tregua para poder lucir con el tono que más les agrade. Además, al contrario de las mujeres, los hombres deben ir siempre en manga larga y chaqueta por lo que el aire fresco será un gran alivio para ellos. Frescos sin pasar ni frío ni calor.

Fuente: Protocolo Novio & Co.

¿Todavía no te has decidido? Tranquila, Fit for Weddings piensa en ti. Si la primavera la sangre no te altera, quizás ¿el verano puede ser la mejor estación del año?  Próximamente… ¡Bodas en verano, algo más que sol y playa!