MENU

Fit for weddings | Hi! We are a wedding planner

Blog

6 junio, 2016

SÍ QUIERO & NO QUIERO

Como wedding planners tenemos claro lo que nos gusta y lo que no a la hora de organizar una boda. Hoy os proporcionamos nuestra lista sobre lo que nos gusta de una boda y también sobre lo que no nos gusta.  

SÍ QUIERO

 

  1. Nos gustan las  celebraciones  especial y únicas. Conocer a cada pareja que se casa, saber más de sus gustos y necesidades y a partir de ahí recrear una boda hecha a medida para ellos.
  2. Unas invitaciones elegantes. Nos gustan las invitaciones sofisticadas que cuidan cada detalle, desde la textura del papel hasta el formato de sobre, el estampado del forro o la tipografía. Invitaciones que al verlas tengas la necesidad de guardarlas.
  3. Decimos un rotundo SÍ QUIERO a los espacios singulares. La localización de una boda es sumamente importante e innovar en ese aspecto es crucial para que los invitados recuerden tu boda a la primera. Una boda en una finca especial, un bosque o una hacienda con encanto puede ser el lugar perfecto.
  4. Detalles bonitos. Los detalles importan, y los pequeños detalles aún más. El detalle que elijas determinará vuestro estilo, queremos a novios que piensan en sus invitados para la elección del detalle y lo hacen con gusto.
  5. Una decoración sublime. Nos encanta cuando los invitados se quedan con la boca abierta al observar una puesta en escena bien diseñada. La decoración floral es un factor clave en la celebración, además de otros aspectos también relevantes como la elección de  la mantelería, la vajilla, o las sillas.
  6. Gastronomía exquisita. Apostamos por la comida fresca y de temporada. Unos platos innovadores y cuidados al detalle pueden hacer auténticas maravillas en los estómagos de los invitados.
  7. Fotos espontáneas y un video cool. Es muy necesario elegir bien al fotógrafo para tu gran día. Estamos a favor de las instantáneas divertidas y naturales que demuestren la felicidad sincera sin parecer que se están posando. También nos encantan esos videógrafos que hacen un video de tu boda  como si de un anuncio de televisión se tratase.
  8. Sí, sí y sí quiero una organización impecable. Las bodas tienen que estar muy bien planificadas para que no surja ningún imprevisto de última hora. Si contáis con una wedding planner profesional os ayudará a solventar cualquier contratiempo o imprevisto que pueda surgir de una manera muy eficiente y rápida.
  9. A los novios que disfrutan de cada instante. No hay nada más reconfortante que observar a los novios disfrutando del gran día, sin ninguna otra preocupación. ¡VIVA!

invitaciones2  flores cocotte

 

 

NO QUIERO:

  1. Una ceremonia común. Es decir, una ceremonia que tenga como base los mismos patrones establecidos y no innove en absolutamente nada. Una ceremonia común y similar a la de todos tus amigos.
  2. Las invitaciones cutres. Existen otros factores más importantes, lo sabemos, pero una invitación es una carta de presentación. Y no existe una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión. 
  3. El típico salón de bodas tan aborrecido por muchísimas parejas. Existen miles de lugares con más encanto y simbólicos que un simple salón de bodas.
  4. Detalles ordinarios. Los detalles están para cuidarlos al máximo, nunca para pasarlos por alto. Pedimos a los novios por favor que no den los típicos detalles insignificantes para los que los reciben. Tenéis que pensar en los invitados a quienes les estáis regalando.
  5. Una decoración sin más.  Aquí se sabe quién ha invertido tiempo en decorar el lugar y quién ha decidido pasar por alto este importante aspecto. La decoración aporta ese clima agradable y esencial para transmitir la atmósfera deseada.
  6. El menú nº2 del restaurante de turno. Para el gran día se debe ofrecer una gastronomía seleccionada con delicadeza, que tus invitados se acuerden  de lo que han comido. Si les ofreces lo mismo que podrían degustar en cualquier otro restaurante, tu menú pasará al olvido en menos de 24 horas.
  7. La típica foto de familia en el salón. Este tipo de fotos están demasiado vistas y ya no se llevan, han pasado de moda. Ahora las fotografías deben reflejar al 100% el gran día, retratando a la pareja feliz, con naturalidad y reflejando todos esos sentimientos que están a flor de piel durante todo el día con amigos y familiares.
  8. Imprevistos de última hora. Siempre surgen, pero con una buena planificación es muy fácil evitarlo. Las wedding planner aquí tienen un rol muy importante, ya que se encargan de que los imprevistos se conviertan en previstos.
  9. Estresarme. Odiamos esa palabra y mucho más si es para el día de la boda. Los nervios son algo que no se puede remediar pero ese día ya no es para estresarse sino para disfrutar de todos esos preparativos que tanto tiempo llevas planificando y pasárselo en grande rodeados de la gente a la que queréis. 

 

 

Recomendaciones Fit for Weddings:

http://www.silviagali.com

http://nanalondon.com

http://www2.cocottecatering.com