MENU

Fit for weddings | Hi! We are a wedding planner

Blog

26 julio, 2016

LAS NOVIAS MILLENNIALS ¿QUIÉNES SON?

Estas son las 13 claves para conocer a la generación que pretende cambiar el mundo de las bodas. Ya no visten diseños ‘deluxe’, ni se pasan tres horas peinándose en la peluquería, ni envían invitaciones talladas en papel con caligrafía de monasterio. Tampoco regalan puros, ni marcos de fotos. Ahora, el mundo online en su territorio; el DIY, su filosofía y su máxima: disfrutar improvisando.

 

Las novias millennials han llevado a la práctica aquello de ‘hippie chic’. De vestidos ultra-mini de estilo lencero y naif a diseños extra-largos de crochet, sin cancán ni costuras incómodas. Hacen buena praxis del manual de tendencias y lo aplican con mucha sabiduría a su personalidad, dando como resultado un vestido inolvidable que, después, se pondrán una noche en un cóctel o una tarde para pasear por la orilla del mar en sus vacaciones, dos años después. Nada de quedarse en el armario. Nada de relicarios en perchas. Nada de dejarse un sueldo (o los ahorros de toda una vida) en un diseño más propio de museo que de armario.

 

En pleno bosque, para salir del alboroto urbano, entre helechos y eucaliptos como en esta idea. A la orilla del mar, en una fiesta en la que se tirarán farolillos y se bailará hasta el amanecer con una fiesta en la que el Eye of the tiger, versión Ukelele, por el día y sonido deep house, por la noche o en otros escenarios como una finca familiar con piscina, mesas de picnic y platos de papel… o su propio salón.

 

Tres, cuatro, cinco platos + postre + … Oh, wait. La nueva generación también cambia el concepto ‘wedding menu’. Y es que ahora prefieren crear barras de autoservicio de perritos, poner una caravana con barra libre de burritos con chili y mojitos o invitar a unas pizzas de autor. Ganan las cervezas, las opciones vegetarianas y los aperitivos interminables para que cada uno coma, beba y baile, cuando quiera.

 

Kits-tocador para retocarse en el baño, hacerse ellas mismas el ramo a base de tutoriales de Youtube con flores de papel, barra libre de gominolas y chocolate, un espacio con cojines para descansar entre canción y canción, un photoboot para sentirse una estrella… Ahora, ellas tienen el mando.