MENU

Fit for weddings | Hi! We are a wedding planner

Blog

28 febrero, 2020

La playlist de nuestra boda, Laura y Teo

La ceremonia

Recuerdo aquella tarde de invierno en nuestra cafetería favorita, Julia. Nos pedimos dos cafés con leche y una ración generosa de carrot cake. Abrimos el repertorio musical y estuvimos más de dos horas escuchando todas las canciones. Yo me emocioné con Gabriel’s Oboe y Teo eligió Cantata, 147 de Bach. Y así fueron nuestras entradas a la iglesia.

Foto Diego de Rando
Flores La Tartana
Teo emocionado antes de entrar en la iglesia, Foto Diego de Rando
La llegada de la novia a la iglesia, Foto Diego de Rando
¡Nervios y emoción! Foto Diego de Rando
Traje Scalpers, Vestido Aleste Atelier, Ramo La Tartana
Nuestros niños, Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando
Zapatos Loovshoes, Flores La Tartana, Vestido Aleste Atelier

Para la recepción de invitados seleccionamos dos piezas muy especiales e imprescindibles que queríamos que sonoran en nuestra ceremonia, el Canon de Pachelbel y Largo de Haendel.

Preparamos un misal con el repertorio musical e hicimos un tributo especial a “El Amor”, con la primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 13.

El misal de la boda, Estudio Requetebién. Foto Diego de Rando

Confiamos plenamente en Ars Nova y optamos con un trío de cuerda y cuerteto de voces. Por experiencia sabíamos que eran una apuesta segura y eso nos daba una gran tranquilidad.

Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando

Elegimos algunas piezas navideñas dada la fecha en la que nos encontrábamos, como Noche de Paz en el Sacramento del Bautizo de Teo o Adeste Fideles en el momento de la Comunión.

En el Sacramento del Matrimonio seleccionamos Aria de la Suite nº3 de J.S Bach. Elegimos el Ave María de F. Schubert, al igual que el Santo. En la Paz, Agnus Dei de Charpentier. En el final, el Aleluya de Haendel y en las firmas La Vida es Bella y Viva la Vida.

Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando

Para la propuesta musical, encontraréis muchas opciones y mil combinaciones, desde dúos, trío o cuarteto de cuerda, con soprano, tenor, octeto de voces, coral al completo, órgano, etc! Nuestra recomendación es que elijáis lo que más os guste pero que emocione. Aseguraros de no tener ninguna restricción en caso de ceremonia religiosa y que el párroco dé el visto bueno. Si se trata de una ceremonia civil ¡Feel free!

No hay canciones mejores ni peores. Simplemente tenéis que elegir aquellas que más os gusten, os ericen la piel y sean las más oportunas para ese momento tan especial. Nuestros consejo es que pidáis recomendación a los profesionales porque serán los que mejor os aconsejarán.

El aperitivo

Después de estar en tantas bodas nos apetecía algo un poco más diferente y animado y finalmente apostamos por un dj que pinchaba en directo versionando covers junto con un cello. Algunas de las que tocaron fueron de Avicci, David Guetta, Clocks & Fix You (Coldplay), Main Theme (Game of Thrones), All of me (John Legend), Imagine (John Lennon), Can’t Help Falling In Love (Elvis), Somewhere over the rainbow, Ave Maria (Beyonce), Cheating (Robin Schulz), entre muchas otras.

Foto Diego de Rando

La comida

Para entrar al salón elegimos All I want for Christmas is You de Mariah Carey y para la comida seleccionamos algunos de los éxitos navideños por excelencia, como Happy Xmas, Rockin’ Around the Christmas Tree, Holly Jolly Christmas, New York New York, Let it Snow, Twelve Days of Christmas, Deck the halls, The little Drummer Boy, We wish you a Merry Christmas, Jingle Bels, Last Christmas, Gingle Bell, Winter Wonderland, Blue Chrsitmas o Feliz Navidad.

Eran canciones tan conocidas que los invitados se animaban a cantarlas y fue algo muy emocionante.

Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando

Teníamos claro que no queríamos interrumpir el servicio con mil momentos. Es lo más odiamos de las bodas y por supuesto, no lo íbamos a hacer en la nuestra. Hicimos un pequeño discurso de bienvenida y agradecimiento a todos y únicamente quisimos hacer un momento especial, la entrega de cuatro ramos para nuestras personas más allegadas con planes de boda, mi hermana Nerea, mi socia Andrea, mi amiga Miram y mi prima Sarai. Pusimos la canción Applekack, de nuestras favoritas.

Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando

Salimos con cuatro ramos a la vez y fuimos a buscarlas una a una ¡Tan rápido lo hicimos que nos olvidamos de sus futuros maridos!

Foto Diego de Rando
Miriam, Andrea y Laura, Foto Diego de Rando
Novias 2020, Foto Diego de Rando
Nerea, hermana de Laura, Foto Diego de Rando

La fiesta

Foto Diego de Rando

No hubo baile nupcial, era algo que no nos apetecía y preferimos no hacerlo. Nuestros amigos se encargaron de la apertura de la fiesta con el estribillo de la canción, Sugharhill Gang – Apache (Jump on it) ¡Un momento de lo más divertido! Eternamente agradecidos

Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando

Para la fiesta, lo teníamos claro y confiamos en Hey Mickey. Ellos se encargaron del resto y no hizo falta decirles mucho más ¡Gracias por la excelente selección musical! Hay que vivirlo para sentirlo 😉

Foto Diego de Rando
Foto Diego de Rando

Os recomendamos que dediquéis un tiempo a preparar la selección musical, que escuchéis, comparéis y hasta os emocionéis preparando “LA PLAYLIST DE VUESTRA BODA”. La música es aquello que nos hace emocionarnos, nos proyecta a tiempos pasados, nos trae bonitos recuerdos y nos anima a bailar y a desinhibirnos después de todas las formalidades. La música que elijáis para cada momento será uno de los factores que determinará el divertimento de los invitados, así que una buena elección musical puede garantizar el éxito de vuestra boda.

Mesa dulce durante la fiesta, Foto Diego de Rando