MENU

fit for weddings

Blog

31 marzo, 2018

El protocolo a seguir en las procesiones de Semana Santa

La Semana Santa son días de luto, y el luto exige un riguroso código de vestimenta. La primera premisa es vestir de negro riguroso y el máximo protagonismo de las procesiones de Semana Santa es para la mantilla negra, que vive sus días de gloria.

La mantilla es el complemento estrella de las procesiones de Semana Santa. Se usa exclusivamente para fiestas religiosas y taurinas y requiere un exigente protocolo para asistir a las procesiones y a los actos religiosos. En Semana Santa solo se viste Jueves y Viernes Santo. Únicamente puede llevarse a partir de la mayoría de edad. Y debe ir acompañada de vestuario muy sobrio y de riguroso luto. (A continuación os detallaremos el código de vestimenta)

Os hablamos ahora de la colocación de la mantilla. El Jueves Santo se debe colocar más retrasada, dejando la frente despejada y parte del cabello visto, en cambio, el Viernes Santo, la mantilla debe cubrir el cabello. La longitud de la mantilla no puede superar el largo del vestido. Y es muy importante sujetarla sobre los hombros con dos alfileres prendidos al vestido puesto que el aire es su peor enemigo y puede darle la vuelta. No hay que olvidar nunca que la mantilla negra es símbolo de luto.

El código de vestimenta debe ser un vestido negro liso, puede ser de terciopelo pero nunca de encajes y la falda o el vestido siempre por la altura de la rodilla. El vestido puede ser con manga larga o francesa y de cuello a la caja o barco. No están admitidos los escotes prominentes, ni en forma de uve, y los vestidos o faldas nunca pueden ir por encima de la rodilla. Tampoco se puede ir con vestidos muy ajustados y ceñidos ni ropa de abrigo muy voluminosa.

Peinado y maquillaje El pelo debe ir recogido con un moño bajo para poder colocar la peina que sujeta la mantilla y el maquillaje tiene que ser suave y los labios deben ir con un color nude o similar, muy discreto. Está totalmente prohibido el color rojo para los labios.

Las joyas Uno de los accesorios más importantes es el broche que sujeta la mantilla. El broche tiene que ser de plata u oro blanco. Y los pendientes suelen llevarse siempre largos y pueden ser de plata vieja y con brillantes, los pendientes de perlas también están admitidos siempre que sean largos. Y se puede llevar un colgante de plata con la cruz en el cuello. O collar de perlas para señoras de mayor edad.

El calzado siempre deberá ser un zapato cerrado en color negro, nunca de plataforma, ni con los talones descubiertos, tampoco están admitidas las sandalias.

Y después hay otros complementos a tener en cuenta, como por ejemplo las medias que deben ser de cristal en negro, no tupidas y nunca medias de color carne.  Hay que ir también con guantes negros, nunca de rejilla. En una mano se llevara el rosario junto con un bolso de mano que también debe ser negro  bolso, será de tipo cartera o con asa, pero siempre de tamaño pequeño y color negro y con la otra mano llevaremos el cirio.

Y estos son algunos básicos a tener en cuenta para las procesiones de Semana Santa que exigen un código de vestimenta para el luto riguroso. Esperamos haber podido ayudaros. Feliz Semana Santa!