MENU

Fit for weddings | Hi! We are a wedding planner

Blog

24 septiembre, 2019

Calista One Summer Party: La fiesta del año

La Calista One Summer Party es uno de nuestros eventos favoritos, una cita anual con nombre propio: La fiesta del año. Esta última edición auguraba no dejar indiferente a ningún invitado. Organizada por el alma mater de Calista One, Sanda San Segundo, e Indira Anzola de D-Pleis Event, ambas rompieron moldes aunando en un escenario mágico lujo, elegancia y sofisticación en clave de Black & White.

Pero, ¿qué ha hecho que esta sea la edición más especial?

Un escenario mágico: un pinar situado en la casa donde se celebró la primera Summer Party en 2014. En esta ocasión, se recreó bajo, la dirección de arte de Indira de D-Pleis events, la opulencia de las impresionantes y lujosas fiestas celebradas en el siglo XX que bien podía haber sido organizada por el mismísimo Truman Capote o el Gran Gatsby.

Black&White fue el dress code elegido que no pudo estar mejor representado que con el diseño de Santos Costura que lucía la anfitriona: un vestido de crepe negro y plumas de avestruz que pertenece a un trío de vestidos inspirados en los años 50, pero con un toque contemporáneo, de su próxima colección American Dream. Sandra completó su outfit con Pure Musc, de Narciso Rodríguez, perfume que aromatizó la fiesta, con joyas art decó de Del Páramo Vintage y una coleta alta y un impecable maquillaje obra de Juan Carlos Hidalgo de Oui Novias con productos de It Cosmeticsque además se regalaron personalizados por Isabel Padilla con el nombre de cada invitada.

Los invitados: Laura Corsini, Cristina Reyes, Álex Sánchez de Mora, Lidia Bedman, Sandra Majada, Patricia García de Paredes, María Tavera, María Jesús Garnica, María Abajo, La Champanera y Alba de A todo Confetti fueron algunos de los asistentes que respondieron sí a una invitación diseñada por Morrocotudo Estudio coronada con el texto de Emma Baizán: “Divertirse es bueno por naturaleza y por eso esta fiesta se celebra bajo árboles frondosos, con la luz de la luna colándose entre las hojas que bailan al son del viento, una celebración inolvidable en blanco y negro que tendrá todo el color”

En clave deco el gran protagonista fue el pinar repleto de guirnaldas que emulaban un cielo repleto de estrellas. Completaban un cuadro mágico las grandiosas lámparas de araña de StarCarpas y las mesas de cristal de Cashmere decoración en las que destacaba la impresionante decoración floral de Floreale. Un ambiente de ensueño que evocaba lujo y sofisticación.

Una experiencia gourmet digna de la mejor crítica de los foodies más exigentes: el steak tartar de Grupo Norteños que elaboró el catering La Bonnotte junto a unos deliciosos tacos de salmón, una selección de quesos de La Blonda, las ostras de Daniel Sorlurt y pokes veganos servidos en copas por Ákera catering, se fundían formando parte de la decoración de la entre flores y candelabros.

¡Champagne para todos! La recepción se hizo con mini Moët & Chandon listos para brindar y más tarde pudimos disfrutar de la barra de bar fabricada por Trastología y de la que colgaba un cartel luminoso de Light & Wires con el logo de la fiesta. Allí nos esperaban cuatro cócteles de alta mixología: NoTen Blossom (Tanqueray NoTen), Johnnie & Ginger (Johnnie Walwer Black Label)Don Julio Grapefruit Paloma (Don Julio) y Zacapa en las Nubes (Zacapa).

El postre: tres tartas que presidian una mesa redonda decorada como la principal y tan bonitas que nadie se atrevía a tocar,. Arándanos, red velvet y frambuesa, las especialidades de WannaCake, son los sabores que acabaron endulzando a los presentes junto a los helados de Lolo Polos

Espacios Lounge: GlobosPimPamPum fueron los encargados de crear una nube blanca de globos que parecía flotar entre los árboles  formando parte de la decoración de las zonas lounge. Sencilla pero rompedora y marcada por los tonos de la fiesta, se convirtió en un inesperado photocall al caer la noche.

Diversión asegurada: mientras unos invitados disfrutaban jugando al minigolf de Trastología e intentaban ser el mejor jugador para hacerse con uno de los regalos de Scalpers o unas de las joyitas de SoloSophí, otros se reían posando delante de El Bombín fotomatón.

¡Que no pare la música! Los invitados tuvieron la oportunidad de bailar al ritmo de los DJ’s Javier y Jaime O’Connor y del percusionista Aurelio Vargas de AV Drums. Y es que la diversión bajo la sostificación estuvo asegurada, haciendo de la Calista One Summer Party Black&White la mejor fiesta de los últimos los tiempos.