Una boda en el campo, rodeados de mucha naturaleza y la mejor de las compañías. Queríamos plasmar una velada romántica en el campo, que fuera agradable para los invitados y sobre todo quedara una boda súper bonita y bien organizada. Alquilamos mesas de madera vista, sillas de madera con cojín en crudo, bajoplatos de ratán trenzado y los invitados se sentaron en mesas imperiales en las que colocamos marcasitios para cada uno de los comensales. Se combinaron diferentes modelos servilletas de hilo en tonos azules, verde y beige, de rayas y lisas. Las minutas seguían el mismo estilo que las invitaciones de la boda, junto con el resto de papelería, meseros, seating plan, etc. La decoración de la mesas resultó en una combinación de centros altos con verdes y velas, caminos de mesas con flores, diferentes bases de cristal y multitud de velas.

Si quieres saber un poquito más sobre esta boda, no te pierdas el siguiente post:

La decoración de la boda de Leila & Victor en Aldea Roqueta