Los jardines y exteriores de la Cartuja de Ara Christi fueron los elegidos para celebrar esta romántica y elegante boda de tarde noche ¡Una boda muy emotiva y cuidada al máximo detalle! 1200 km nos separaban de Ginebra para todos los preparativos de la boda pero los novios lo vivieron y disfrutaron como pocos! El estilo y decoración de la celebración resultó ser un reflejo de esta pareja y de lo que ellos querían plasmar en su gran día.