MENU

fit for weddings

Blog

2 mayo, 2018

Barcelona Bridal Fashion Week 2018 (Yolancris)

En esta edición de Barcelona Bridal Fashion Week hemos presenciados grandes desfiles, pero si tenemos que destacar uno como, EL SHOW, ese ha sido el que nos mostró la firma Yolancris. De la mano del proyecto Hands and Arts, el cual homenajea a los oficios artesanales y manuales que están siendo olvidados debido a la industrialización, la firma deslumbró en esta semana de la moda nupcial con un espectáculo sin precedentes.

La colección denominada IDENTITY, es una oda a las mujeres icono de la moda de todos los tiempo. Luchadoras que fueron libres de vestir como ellas decidieron. Entre las musas que inspiraron a la firma encontramos a: Elsa Schiaparelli, Coco Chanel, Simone de Beauvoir, Debbie Harry, Madonna, Grace Jones o la Marquesa de Casati.

Yolanda Pérez, directora creativa de la marca, concibió la presentación de sus creaciones como obras de arte en si misma. Sobre una alfombra blanca que simulaba una cinta métrica en plena Avenida de María Cristina, el desfile apostó por nada más y nada menos que tres performances. La primera tuvo lugar al inicio, un cuerpo de baile contemporáneo abría la presentación para dar lugar a la aparición de unas tijeras gigantes sobre la alfombra.

Cuando el acto dio comienzo pudimos ver como la casa se había marcado como objetivo la incorporación de nuevas siluetas en los vestidos de bodas femeninos. Incorporar personalidad a cada uno de los modelos para distinguirse, así como las mujeres que inspiraron los patrones de la propuesta. Los trajes que pudimos observar pasaban desde algunas con convencionales hasta autenticas revoluciones artísticas.

El segundo detalle que pudimos observar fue el tejido. El tul y la organza estuvieron muy presentes en los trajes. Además, la pedrería y remates en varios colores también jugaron un papel importante. La creación de tejidos propios, ha sido uno de los puntos fuertes de esta colección.

A nivel cromático la paleta es amplia, además del blando, también se incorporan tejidos dorados, rosa cobre e incluso. Tanto el tejido como los colores evolucionaron a partir de la segunda performances, en la cual tres modelos, literalmente, bajaron del cielo en un dedal gigante.

La tercera performance consistió la incorporación de dos cuerpos de baile. El primero grupo bailó sobre el metro a la vez que interactuaba con una cuerda de luz. Mientas tanto, el segundo descendía desde el cielo  sobre una plataforma que simulaba un alfiletero.

Después de estás exhibiciones, la colección marcó un cambio de estilo creativo. Aunque los diseños seguían impregnados de personalidad, se vislumbraban modificaciones respecto a los modelos anteriores.

Finalmente, Yolacris mostró autenticas obras de arte. Saliendose de lo convencional, la casa lazó una propuesta que los espectadores nos dejó fascinados. Complementos como las botas fucsia, telas estampadas con mensajes o botas con sudadera. Desde luego, creemos que esta pasarela tardará en ser olvidada muchos años, si eso llega a pasar.