MENU

fit for weddings

Blog

18 enero, 2017

Una boda inspirada en el Gran Gatsby

Se prometieron en Manhattan, en el rooftop del edificio donde ella vivía. Y qué mejor escenario que el de la noche de Nueva York para empezar a planear una boda inspirada en el Gran Gatsby.

La boda de Cristina Casamitjana y Juan Carlos reflejó la más pura esencia de la década de los años veinte. Romanticismo, música jazz,  flappers con vestidos cortos de flecos a media pierna, fiesta, champán, joyas y mucho glamour.

Todo empezó cuando tenían 15 años, se hicieron amigos en la Avenida Diagonal de Barcelona, y a los 19 años empezaron a ser algo más que amigos. El 10 de Septiembre de 2016 decidieron darse el ¡Sí, quiero! y lo describen como un día mágico, el día más feliz de sus vidas.

Se casaron en la iglesia de la Bonanova, y fue una ceremonia muy emotiva, Juan Carlos entró del brazo de la madrina con la canción String Quartet no 62, momento que a Cristina le puso la piel de gallina.

La primera sorpresa fue tener un tenor al lado del órgano cantando para ellos Nessun Dorma, un detalle de Juan Carlos que dejo a Cristina boquiabierta, pues es una canción muy especial para ellos.

Una vez finalizó la ceremonia se fueron con un Roll Royce al Mas Cabanyes – Argentona,  donde tuvo lugar la fiesta inspirada en el Gran Gastby.

La música marcó en todo momento la celebración, entraron a la masía entre una fuente de fuegos a ritmo de la canción BANG, BANG y la entrada a la cena la hicieron con la canción de Peanut Butter Jelly y con Dani en el Saxo. Para el baile nupcial Juan Carlos sorprendió a Cristina con la canción de “This years love”, su canción. La interpreto Alma (ex-concursante de la voz) acompañando la melodía con un piano.

Disfrutarón de un exquisito aperitivo en el no faltaron las ostras y el champán de la mano de Don Ostra, y lo bien que se lo pasaron con el Piano Bar.

La cena fue toda una delicia para el paladar con el catering de Ester Conde, y como no la guinda fue el pastel, una tarta art decó diseñada por ellos manteniendo la estética del estilo Gran Gastby y una puesta en escena de velas simulando una pirámide de cócteles que nos acabó de trasladar a aquellas fiestas nocturnas que se vivían en los años 20. Un súper espectáculo de baile, luces, amigos y diversión culminó con el gran día de la boda de Cristina y Juan Carlos, una boda en la que bailar, reír y soñar fue lo más importante.  

El ambiente clandestino y legendario de la ciudad que nunca duerme fue la temática que eligieron para darse el Sí, quiero. Un sueño hecho realidad que superó las expectativas que ellos tenían de este gran día.

 

 

PROVEEDORES RECOMENDADOS

Fotografía: Manel Tamayo

Video: Jordi Slow

Vestido de la novia: Tot-hom

Tocado Novia: Rius de Forns

Peluquería y maquillaje: Hair Time Barcelona

Zapatos Novia: Casadei

Joyas Novia: Roca Joiers

Chaqué novio: Santa Eulalia

Zapatos Novio: Church’s

Catering: Esther Conde

Aperitivo: Piano bar y Don Ostra

Decoración floral y Ramo novia: Phlox Barcelona

Escenario, luces y sonido: Backstage Barcelona

Saxo: Daniel Montilla

DJ: Alex Permanyer

Pianista: Alma