MENU

fit for weddings

Blog

23 Mayo, 2017

El “sí, quiero” de Risto y Laura

Risto Mejide y Laura Escanes ya son marido y mujer. La pareja selló su amor el pasado sábado en una de las bodas más esperadas del año y también más críticas. Y es que, desde que salió a la luz su relación en 2015, su diferencia de edad no ha dejado de ser el centro de atención. Algo a lo que los recién casados han hecho caso omiso #toelrato.


La romántica y polémica ceremonia de la ‘it-girl’ (21) con el conocido publicista (42) se celebró en la Masía Mas Cabanyes, situada en Argentona (Barcelona). Un palacete renacentista construido en 1568, que sirvió de original escenario para un enlace único y lleno de anécdotas, donde la emblemática pareja celebró su día más especial rodeados de sus familiares – a excepción de la familia paterna de Laura – y de amigos del mundo de la televisión, del periodismo e incluso rostros de la política.

 

La modelo lució dos vestidos de la prestigiosa aguja de Rosa Clarà. El protagonista, fue un diseño realizado en exclusiva para la ceremonia, que combinaba un sugerente cuerpo de chantilly francés con pronunciado escote en V y espalda también escotada, junto a una vaporosa falda de tul de seda. El segundo vestido que eligió fue para la celebración con sus casi 500 invitados.
Completó su look con complementos delicados y sencillos. El velo, de más de tres metros de largo, y de tul de seda natural, que finalizaba con el mismo diseño de encaje que estaba presente en el escote del vestido. Y los pendientes, de piedras azuladas y catorce diamantes cada uno, los cuales fueron un diseño suyo en colaboración de Pablo Cimadevila, un joyero de Galicia.



Además, Marc Ros, el mejor amigo de Risto, fue el encargado de entregar el ramo a la novia, y leerle la carta que el publicista dedicaba a su actual esposa en el día B. Una nueva versión del conocido poema ”Mía”, que hizo saltar las lágrimas de la joven youtuber con palabras tan bonitas como estas:

«Mía. Tuya. Nuestra. Hoy Laura eres nuestrísima. Más nuestra no podrás ser. Y no porque te lo diga Risto, o tu familia o tus amigos. Sino porque hoy más que nunca, y con este ramo, así lo has decidido tú». «Nuestra. La vida Laura te pasa el relevo. Para que le hagas correr hasta el final. Sin parar. Sin perder más tiempo. A veces sí. Por qué no. Detenerse en un instante. Tomar un atajo. Saltar una verja. Pisar la arena. O, simplemente, para que le hagas sentir algo».