MENU

fit for weddings

Blog

31 Mayo, 2017

La pedida de mano de Mario a Ana fue de lo más romántico

¿Pensando en pedirle matrimonio a tu pareja? La pedida de mano será un momento mágico en vuestra relación y uno de los que, sin duda, recordaréis durante toda la vida: el día, el lugar, el momento…

 

Seguro que en alguna ocasión has fantaseado con lo bonito que sería que sucediese de una u otra forma, y en todas ellas el romanticismo habrá sido un elemento clave pero, si quieres ser original y dejar a tu pareja con la boca abierta te recomendamos que organices una pedida que a la vez sea diferente y divertida.

 

Hoy en día, ya no es suficiente un simple “¿quieres casarte conmigo?”, existen miles de formas con las que sorprender en el momento menos esperado, desde sorpresas en público a otras algo más íntimas y privadas. Por ello, cada vez están más de moda las propuestas de matrimonio originales, esas que tienen en cuenta hasta el más mínimo detalle, y con las que casi te aseguras  el éxito. ¿Preparado/a para dar el gran paso?

 

Por ejemplo, la proposición protagonista de nuestra selección es la de Ana y Mario, es romántica y al mismo tiempo tiene mucha, muchísima imaginación. Aquí la dejamos para que te sirva de inspiración porque, los gestos pequeños pero cargados de significado pueden convertirse en un recuerdo inolvidable.

 

“Todo empezó en el restaurante de su primera cita, en Jávea, donde ellos veranean, convirtiendo lo que podría parecer un día más, en en uno de los más especiales y emocionantes de su vida. El novio había quedado allí con su futura prometida, pero lo había cerrado para ellos solos y decorado con flores y velas.

 

Al llegar, ella se sorprendió al ver que no había nadie más en toda la terraza, algo que no era habitual al encontrarse ubicada en primera línea de playa y ser temporada estival, pero el decidió quitarle importancia a la situación, y tan solo decirle que le había preparado un cena romántica para celebrar, sin motivo de ser ninguna fecha señalada, su amor.

 

Cuando la cena estaba llegando a su fin, empezó un bonito castillo de fuegos artificiales a escasos metros de donde se encontraban, y al mismo tiempo, apareció un mensaje totalmente inesperado para ella: “Will you marry me?” ¡Y fue imposible decir que no!

 

Este momento tan emotivo estuvo acompañado al ritmo de la canción ‘Marry You’ de Bruno Mars. Además, sus familiares y amigos más allegados aparecieron por sorpresa para inmortalizar su pedida de mano. Después, lo celebraron todos juntos.”

 

¿Qué más se puede pedir para comenzar el camino al “sí, quiero”? ¡Qué emoción!